7 octubre 2022
Chile
latercera.com
Sportsbook
Compartir

El lobby de las casas de apuestas online con Hacienda para abordar proyecto que las regulará

(Chile).- La Agrupación de Empresas de Plataformas de Apuesta en Línea, que incluye a Betano, Betsson, Coolbet y Latamwin, si bien plantearon que están de acuerdo con la estructura tributaria presentada en la iniciativa del Ejecutivo, dicen que hay algunos puntos que pueden ser mejorados. El gobierno ha señalado que la regulación de esta industria se incluirá en la reforma tributaria.

El gobierno pretende regular las casas de apuestas online dentro del paquete de medidas denominadas impuestos correctivos. Por eso, solicitó a los diputados de la Comisión de Economía, instancia que había comenzado a tramitar el proyecto ingresado por el gobierno anterior, poner en pausa la discusión.

De acuerdo a lo señalado por la subsecretaria de Hacienda, Claudia Sanhueza, en la instancia legislativa, la idea de frenar la iniciativa les permitirá “estudiar y presentar los ajustes necesarios para abordar los desafíos diagnosticados en conjunto con todas las instituciones incumbentes, además de incorporar otras propuestas que surjan en la materia como, por ejemplo, la regulación de publicidad”.

Precisamente para abordar esta temática, la Agrupación de Empresas de Plataformas de Apuesta en Línea, que incluye a Betano, Betsson, Coolbet y Latamwin, se reunieron con la subsecretaria Sanhueza. De acuerdo a la página de acceso al lobby, el tema abordado fue “el interés en la regulación de las apuestas en línea”.

Uno de los que estuvo en esa reunión fue el abogado de la agrupación Carlos Baeza, quien contó que durante la reunión de lobby con la subsecretaria Claudia Sanhueza y su equipo se abordaron los dos proyectos de ley que actualmente están en el Congreso, principalmente el que regula el desarrollo de las plataformas de apuestas en línea, el cual está en la Comisión de Economía de la Cámara de Diputados y el que plantea prohibir la presencia de publicidad de plataformas de apuestas en línea en eventos y clubes deportivos, iniciativa parlamentaria que la semana pasada fue aprobada por la Comisión de Deporte en la misma cámara.

Si bien señaló que no se entregaron mayores detalles sobre la iniciativa, se les confirmó que Hacienda incluirá este proyecto en el marco de la reforma tributaria, “dentro de lo que ellos han denominado impuestos correctivos”, dice Baeza.

No obstante, Baeza sostiene que, como industria, “tenemos la convicción que se debe avanzar en una regulación completa e integral en torno al desarrollo de las plataformas de apuestas en línea y no de manera parcializada”.

En ese sentido, argumentó que “como industria estamos de acuerdo con la estructura tributaria presentada en la iniciativa del Ejecutivo, salvo algunos puntos que pueden ser mejorados y para los cuales estamos estudiando eventuales propuestas que buscan robustecer el proyecto de cara a los usuarios, pero siempre desde una óptica colaborativa y de apertura para dotarnos de la mejor regulación posible, tanto para la industria como para el país”.

Baeza descarta que hoy estén actuando en la ilegalidad, tal como lo ha señalado la Superintendencia de Casinos. “Esas declaraciones son imprecisas”, afirma, y añade que “una cosa es que la actividad no esté regulada y otra que, en base a ciertos supuestos, puedan operar legalmente, como lo hacen. No es preciso hablar de ilegales, sino de no reguladas”.

Según cifras de la Superintendencia de Casinos, hay más de 900 páginas web y plataformas que permiten desarrollar apuestas en línea desde Chile, alojadas en países o jurisdicciones como Malta o Curacao, generando un mercado de alrededor de US$150 millones. Además de las casas de apuestas ya nombradas están Juega En Línea, BetsAmerica007 y Coolbet.

El proyecto

La iniciativa presentada por el gobierno anterior y que hoy está a la espera de los cambios que incluirá el Ejecutivo permitirá a sociedades que obtengan una licencia general de una duración de 5 años, renovable, o una licencia temporal por 6 meses, no renovable, la explotación de cualquier objeto de apuesta o juego de azar, a excepción de loterías y aquellos que contengan o transmitan gráficas, mensajes o sonidos que atenten contra el orden público, la seguridad nacional, la honra de las personas, o sean dirigidos a menores de edad.

Asimismo, las sociedades deberán ser constituidas en Chile e informar el origen de los fondos necesarios para explotar el negocio, detallar sus accionistas y beneficiarios finales, además de estar obligadas a reportar operaciones sospechosas de lavado de activos. Todo el que tenga una cuenta de usuario -que exigirá ser mayor de edad y RUT- podrá jugar. La fiscalización recaerá sobre la SCJ que ahora pasará a llamarse Superintendencia de Casinos, Apuestas y Juegos de Azar.

La propuesta establece un impuesto específico, sustitutivo del IVA, de un 20% de sus ingresos brutos; un pago por licencia de 1.000 UTM al año para los que tengan una licencia general y 100 UTM para los que tengan una licencia temporal. Y si las Plataformas de Apuestas en Línea (PAL) tienen por objeto desarrollar apuestas deportivas, deberán entregar un 2% de sus ingresos brutos anuales a la Federación Nacional del deporte objeto de la apuesta. Además, las sociedades operadoras deberán gastar al menos un 1% de sus ingresos brutos anuales en acciones destinadas a la promoción del desarrollo de juego responsable.

Los usuarios también se verán afectos a un tributo: tendrán que desembolsar un 15% de sus ingresos obtenidos en esta actividad, al momento de retirar dinero desde su cuenta de usuario a su cuenta personal. Con todos estos cambios se pretende recaudar unos US$ 55 millones anuales en régimen.